Como en todos los ámbitos de esta vida, “el que tiene padrino, se bautiza”. Y en el caso de las marcas no podía ser de otra forma. Si bien existen múltiples formas de publicidad para dar a conocer tu firma, contar con la ayuda de un famoso es de las más habituales. Y si ese famoso es de renombre con un gran número de fans fuera y dentro de las redes sociales, puede ser que la marca no necesite otra técnica de marketing con la que mantener su hueco en el mercado.

Claros ejemplos lo encontramos sobre todo en moda, siendo una de las más reconocidas la distinguida “Dolores Promesas”. Con una historia digna de leer, que todo amante del Storytelling debe emular, además de su web y su tienda online; su estrategia de comunicación apenas cuenta con “amigos” famosos que la lanzan a un estrellato cada vez más alto, sobre todo gracias al Social Media.

La empresa que nació en 2006 de la mano de sus dos diseñadoras Miryam Pintado y Alicia Hernández, y su director general Javier Lapeña, ha ido consagrándose como marca poco a poco, cumpliendo en los últimos años unos objetivos bastante ambiciosos. Su sociedad Leyenda Personal, elevó un 15% su beneficio y el 10% su facturación en 2013, creciendo un 20% respecto al pasado ejercicio en 2014, alcanzando una cifra de negocio de 6,3 millones de euros.

Ellas ya eran profesionales en el campo, pues son fundadoras de uno de los showrooms de referencia de nuestro país, The Gallery Room. Pero si bien ya conocían el negocio, ha sido su círculo de consumidoras renombradas quienes la han ayudado a alcanzar la fama. Gran amiga de Dolores es Paula Echevarría, quien hace algunos años comenzaba a posar con las camisetas con mensaje positivos que querían transmitir energía positiva: «Y sin embargo te quiero», «Sin pena penita pena» o «No soy tu princesa»; con las que las firma ingresó un total de 240.000 €.

La actriz que tiene su blog personal (con el que recibe miles de visitas mensuales), ha ido acumulando éxitos a la par que la marca. Su naturalidad, estilo y “vida perfecta” la han ayudado a contar con un gran ejército de fans y seguidoras (635k en Instagram), quienes las han impulsado a trabajar en publicidad de firmas relacionadas con la feminidad y un estilo de vida cosmopolita (Pantene, Vitalinea, Decleor…). Por tanto, su relación con Dolores Promesas no podía hacer más que beneficiar a la firma, sobre todo si en eventos tan sonados como los Premios Goya es la elegida para vestirla (aunque fue Verónica Sánchez la primera en pisar la Alfombra Verde con un vestido en 2008), siendo al día siguiente protagonista de todas las portadas.

Pero si tener un padrino siempre beneficia, tener más de uno es una bomba. El cantante David Bustamante también actúa junto a su mujer como imagen desinteresada de la marca, al igual que Iker Casillas, fieles a lucir con orgullo sus camisetas, o Toni Acosta, quien también pasea por los diferentes eventos sociales con vestidos de la casa.

Dolores Promesas es “made in Spain”, con un estilo coqueto, alegre y vintage que ha iniciado su plan de expansión en Europa, abriendo tiendas recientemente en París y Londres, además de los 24 establecimientos que ya dispone en las ciudades más importantes de España. Además, no camina sola, a ella se suman su perra Tula y su mejor amiga Pepa con su gata Trini.
¿Veremos próximamente a Dolores y su familia en los torsos y redes de famosas internacionales? Tiempo al tiempo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.