Actualmente, dado los altos porcentajes de paro, las nuevas formas de negocio se están convirtiendo en una vía alternativa para salir adelante. A pesar de las incesantes dudas sobre el convertirse en autónomo: que si sale caro, que hay que superar muchos trámites burocráticos, que es muy arriesgado… son muchos los que cada año se suman a esta alternativa. Concretamente, según la Encuesta de Población Activa, en los últimos años se han unido unas 50.000 personas, de media, a esta tendencia de ser “tu propio jefe”.

En el mercado tan competitivo en el que estamos inmersos, es muy importante encontrar un hueco para tener éxito. A veces, la carencia más inusual, o la que parece menos productiva, son las que consiguen triunfar. Lo importante es descubrirlo y arriesgarse a entrar en él. Saber vender, tener conocimientos de informática avanzados, y ser hábil con los trabajos manuales son tres campos que están ayudando al emprendedor. Sobre todo, si se combinan para crear un negocio.

Relacionados con estos ámbitos, encontramos una serie de perfiles profesionales que invitan al autoempleo, sobre todo en el mundo Internet, que crea 2,6 empleos por cada puesto de trabajo destruido en sectores tradicionales. Cada vez hay más empresas que venden online, permitiendo la relación directa con los clientes, sabiendo qué, cómo y cuando compran, facilitando así la fidelidad. El e-commerce es de los únicos sectores que está creciendo en esta época de incertidumbre económica.
Por tanto, es importante que descubras tu nicho de mercado en el que puedas ajustar tus habilidades a la demanda actual, intentando aprovechar el amplio campo que nos abre el e-commerce y las posibilidades del e-business. Para ello, he extraído una lista con las profesiones más punteras asociadas a este mundo digital. Apuesto a que muchas te sorprenderán:

E-commerce manager. Es el responsable de un portal de comercio electrónico, encargado del producto, ventas, métricas de marketing. Relacionado con el Digital Marketing Manager, encargado de manejar las herramientas digitales de mercado en una compañía. Deben tener conocimientos de reputación de marca, publicidad, notoriedad, control y generación de tráfico (de lo que también se encarga un Trafficker). Y sobre todo, controlar el feedback con el cliente, para conseguir que vuelva, y así su fidelidad.

Community Manager. Es uno de los trabajos más demandados y conocidos hoy en día, que cualquier disciplina puede ejercer. Basta con ser proactivo, conocer el funcionamiento de las redes sociales, sepa generar y planificar contenidos de interés, y atraer la atención a ellos (bien por palabras clave, por SEO, SEM o por manejar la difusión con habilidad). Son la voz de las empresas en las redes, y por tanto, deben saber defenderla y potenciarla. Aunque en los últimos tiempos también se está adaptando a los famosos, por lo que encontramos así encargados de la difusión de la imagen de un actor, cantante, modelo… a través de perfiles que creemos personales.

También son llamados Social Media Manager, Social Media Strategist, y más especializados, los especialistas en SEO y/o SEM, encargados de posicionar los contenidos de una web en los buscadores, de forma que lideren el ránking frente a la competencia.

Editor de contenidos, Brand Manager, CopyWriters, Planners… los nuevos periodistas y publicistas, que redactan y editan los contenidos de las diferentes páginas web, ya sean corporativas o periódicos digitales. Además, controlan las marcas y su estrategia a nivel online.

Product Manager. Es un derivado del Community, pero especializado en identificar nuevas oportunidades, tendencias y problemas para desarrollar productos de éxito. Así como realizar proyecciones de venta, trabajar de forma conjunta con los comerciales y analizar los resultados que obtiene el producto que se lance al mercado. Asociado encontramos el Responsable de marketing de afiliación intermedia entre las empresas y los anunciantes.

Analista de investigación de mercado. Se dedican a estudiar las condiciones del mercado, ventas y tendencias en precios de diversos productos. Es un servicio que muchas empresas demandan hoy, sobre todo en sectores muy competitivos. Además de los expertos en analítica web, pueden ser ingenieros, matemáticos, e estadistas…

Administrador de bases de datos. Diseña, crea y mantiene las bases de datos de los sistemas de información de las empresas. Tienen que tener conocimientos en tecnologías de la información, así como en lenguaje de consulta SQL y DBMS para optimizarla. Los jefes de sistema dirigen las actividades del área de procesamiento de datos de la empresa, y organiza el personal de informática de la empresa.

Programadores y técnicos de soporte. Crean las aplicaciones de una página web y resuelven problemas que derivan su funcionamiento, así como instalar, configurar y encargarse de los equipos informáticos.

Diseñadores web, arquitectos de información, webmasters. Se encargan del nivel técnico, funcional, visual y estético de laspáginas web. Precisan conocimientos de HTML, Javascript, diseño…para optimizar la navegación y atraer nuevos usuarios.

Consultores e-Business y abogados especialistas en Internet. Son los expertos en marketing y derecho que controlan las necesidades de una empresa en Internet, así como la protección de datos, la propiedad intelectual, gestión de contenidos, condiciones de contratación y toda la asesoría jurídica que estas necesitan.

En conclusión, fórmate continuamente, sé creativo y arriésgate. Y si no encuentras las condiciones adecuadas, créalas. Una vez que conoces un poco más el amplio campo al que puedes enfrentarte como emprendedor, ¿a qué esperas para dar el salto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *