Las curiosidades del Londres “más real”

Hola a todos. La pasada semana tuve el placer de redescubrir Londres durante unos días. A pesar de ya conocer la ciudad, me empapé las mejores guías de turismo que encontré para no perder detalle en esta nueva visita, y ejercer de perfecta guía para mi madre, mi acompañante en esta ocasión, cuya ilusión por hacerse una foto junto al Big Ben nos llevó a las dos al país británico. Así que este post lo voy a dedicar a proponeros un recorrido por la “zona real” de Londres, a la vez que os comento ciertos aspectos que me parecieron bastante curiosos que no son muy conocidos.

Trafalgar Square

Columna de Nelson

Para empezar la visita, nos situamos en la plaza de Trafalgar Square, de las plazas más importantes y animadas del centro de Londres. Fue creada en 1830 para conmemorar la victoria de la armada británica frente a la española y la francesa en la Batalla de Trafalgar.

La parte más llamativa es el centro, donde se alza la majestuosa Columna de Nelson de casi 50 m, construida en 1843 en honor al almirante fallecido mientras se encontraba al mando de la armada británica en la batalla. Está rodeada por cuatro leones de grandes dimensiones que fueron construidos a partir del bronce fundido de los cañones españoles.

La historia cuenta que cuando Nelson murió, sus hombres no supieron dónde guardarlo hasta su funeral en Londres, así que dejaron su cuerpo en un barril de ron, ya que el alcohol conserva el cuerpo humano. Pero se acabaron los barriles llenos, quedando solo ese, por lo que acabaron bebiéndose todo el líquido de su interior. A su llegada a la ciudad, comentaron que Nelson era tan grande, que hasta muerto había absorbido el alcohol.

National Gallery

National Gallery

Al norte se encuentra la National Gallery, el museo de arte más importante de Londres y uno de los más conocidos a nivel mundial. En 1824 el estado británico compró los 38 cuadros de la colección privada del banquero John Julius Angerstein y a partir de ese momento, la galería comenzó un rápido e importante desarrollo. Actualmente cuenta con más de 2.300 obras de autores como Van Gogh, Velazquez, Rembrandt, Miguel Ángel y Tiziano.

La plaza la rodean cuatro estatuas, tres de ellas son personajes célebres entre las que destaca la de George Washington. Pero una de ellas es dedicada al pueblo, es decir, es este quien cada año y medio puede escoger quién o qué ocupará ese lugar. Se realiza un sorteo al que miles de personas de todo el mundo presentan sus propuestas, y son los ciudadanos quienes eligen el ganador. En esta ocasión se encuentra un gallo azul, que llama bastante la atención en una plaza donde el gris y el blanco son los colores predominantes. Nadie sabía qué simbolizaba hasta la inauguración de la estatua. El alcalde de Londres preguntó a su autora, Katharina Fritsch, una alemana muy feminista, qué quería decir ese gallo. Primero contestó que simbolizaba a los franceses, que fueron los que realmente perdieron esa batalla. Y, por otro, dio una respuesta que dejó asombrados a todos los asistentes: “Hay tres hombres en cada esquina de esta plaza, le faltaba un gallito más”. Sublime.

Junto a esta plaza se sitúa también la estación central de Charing Cross, donde se encuentra el Km 0 de Londres.

Picadilly Circus y Myfair

Picadilly Circus

Siguiendo por la estatua del gallo hacia adelante, dejando el frontal del museo a la derecha, llegamos a la zona comercial por excelencia de Londres: Picadilly Circus, conocida por sus luminosos de publicidad. Bajando Picadilly, nos topamos con el barrio más caro de la ciudad: Myfair, y llegamos concretamente a Pall Mall Street, la calle más cara.

Justo en el cruce de ambas calles se sitúa uno de los clubes sociales más importantes de Londres, The Athenaeum Club, donde solo entraban hombres hasta hace muy poco, cuya función era jugar al póker, fumar y beber. Era tal su índice de bebida, que al Duque de Wellintong, cuya estatua corona la plaza entre dos de los clubes más importantes, tuvieron que colocarle un pedestal en la puerta de uno para que pudiera subirse a su caballo cuando salía de este.

The Athenaeum Club
Pedestal para el Duque de Wellintong

 

Plumas de Pall Street

Siguiendo Pall Street encontramos otro club social en el 104, donde nació la leyenda de Phileas Fogg, quien se apostó recorrer el mundo en 80 días inspirando a Verne para su novela homónima. Además, en la calle se encuentran tiendas tan curiosas como las que venden yates, viajes al espacio o suministran a la casa real (las que tienen un símbolo de tres plumas blancas en la puerta).


Palacio Real

Palacio de Saint James

Al finalizar Pall Street a la izquierda entramos en la zona más real de Londres a través de Malborough Street. A la derecha está el Palacio de Saint James, donde habitaron reyes como Enrique VIII, conocido por cortarle la cabeza a sus mujeres bien por no darle un hijo, bien porque les fuesen infieles. Reinas conocidas como Catalina de Aragón o Ana Bolena fueron encerradas en la Torre de Londres para finalmente ser decapitadas por orden de su esposo.

La Torre, de arquitectura muy llamativa, está vigilada por los famosos Beefeaters que dan nombre a una conocida ginebra, cuervos negros que cuando marchen, la Torre caerá (o al menos eso cuenta una profecía).

Torre de Londres

 

Girando a la derecha junto a este palacio se encuentra la actual residencia de Carlos y Camila, y caminando un poco más por el paseo The Mall, nos topamos de frente con el Buckingham Palace del que solo conocemos la fachada, que fue ordenada a construir por la Reina Victoria, (que tiene el récord de la reina que más años ha estado en el trono, 63 para ser exactos, un récord que a la actual Isabel II le quedan 10 meses para cumplir) dada la poca magnitud y la fealdad del verdadero palacio (que los ciudadanos de a pie no conseguiremos conocer). Además, en medio de la plaza hay una rotonda con una columna que la conmemora, la Queen Victoria Memorial. Pero en este palacio la reina pasa poco tiempo, prefiere retirarse al de Winsord, en las afueras de la ciudad. Guillermo y Kate, futuros reyes, viven en el Palacio de Kensintong, en pleno Hyde Park, pues el príncipe solicitó mudarse al palacio donde vivía su madre, Lady Di, ya que esta fue rehubicada al separarse de su marido el Príncipe Carlos.

Buckingham Palace y Queen Victoria Memorial

 

Palacio de Kensintong en Hyde Park
Churchill War Rooms

Junto al palacio se encuentra Saint James Park, parte de los jardines reales abiertos al público. Es fácil ver ardillas corretear y exposiciones de fotos. Al cruzar el parque llegamos a los ministerios y a la famosa calle Downing Street (el número 10 es conocido por ser donde vive en Primer Ministro). Entre los más importantes están el de Hacienda, el de Defensa y el de Exteriores, donde se encuentra una exposición Churchill War Rooms que lleva al búnker construido por Churchill para refugiarse durante la guerra. Así como la calle donde viven los ministros, que está vallada para el público.

 

Saint James Park

Abadía de Westminster

Big Ben y las Casas del Parlamento
Westminster

 

Cruzando a la izquierda por Birdcage Walk llegamos a la Abadía de Westminster, donde se sitúa el famoso Big Ben, que se ha rebautizado como “Torre de Isabel II” en honor a la actual reina. A pesar de que muchos creen que el nombre se refiere al reloj, hace referencia a la campana de 14 toneladas que recordó a los obreros que la colocaron a su oficial, un hombre llamado Ben de más de 120 kg al que llamaban Big. Para hacernos una idea del tamaño del reloj, el minutero mide 4 metros.

Junto a este se encuentran las Casas del Parlamento, así como estatuas de ministros históricos como Churchill, y el monasterio de Westminster, que se puede visitar. Además de un colegio que recuerda al de Harry Potter al que solo acuden los hijos de los ministros y los más adinerados de Londres.

Para terminar el paseo, es recomendable tomar la Whitehall Street y recorrer el resto de blancos y voluminosos edificios que albergan al resto de ministerios, llegando de nuevo a Trafalgar Square, muy cerca de otros lugares emblemáticos como Covent Garden, Chinatown o el Soho.

 

Chinatown

 

Covent Garden

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *